Día mundial del inodoro

Un día para tomar conciencia

Dia mundial del inodoro 2015

El 19 de noviembre fue declarado por la ONU “el Día Mundial del Inodoro”, llamando a las organizaciones sanitarias y los gobiernos a que tomen conciencia de la problemática de las personas que viven sin acceso a un saneamiento y a condiciones higiénicas adecuadas. Vim, marca líder en lavandinas en gel, como cada año, en esta fecha transmite un mensaje de prevención para concientizar a aquellos rincones rurales que más lo necesitan sobre prácticas saludables.

La falta de higiene es una preocupación mundial, al punto que asegurar la disponibilidad, saneamiento y la gestión sostenible del agua forman parte de los nuevos Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), lanzados en septiembre pasado por la Organización de las Naciones Unidas. En el mundo, VIM tiene como objetivo lograr que 25 millones de personas tengan acceso a un inodoro limpio y seguro para el año 2020, por eso en el marco del “Día Mundial del Inodoro”, la marca se suma al objetivo de concientización.

En el mundo hay más personas con teléfono móvil que con acceso a un inodoro. En la Argentina, más de 1 millón de personas viven en casas que no tienen inodoro, y son más de 6 millones si sumamos a quienes no cuentan con descarga de agua en el inodoro.

En el mundo, 2.500 millones de personas no tienen acceso a instalaciones de saneamiento adecuadas. Las consecuencias son trágicas para la salud, la dignidad y la seguridad humanas, así como para el medio ambiente y el desarrollo social y económico. Esta falta de saneamiento también ocurre en las escuelas, ya que 4 de cada 10 no tienen las instalaciones sanitarias adecuadas.

Esta fecha significa una ocasión muy importante para llamar a la acción y resaltar la imperiosa necesidad de abandonar la práctica de la defecación al aire libre, especialmente en el caso de las mujeres y las niñas, quienes son más vulnerables. En el interior de Argentina, se está llevando a cabo una fuerte campaña educativa que desarrolló Vim junto a “Comunidades Rurales”, por primera vez en idiomas originarios. 

El objetivo es llegar a aquellas zonas más vulnerables que requieren educación en la prevención y la generación de una conciencia sanitaria, comenzando por los más chicos. Se trata de una acción sostenible, donde gran parte de su éxito radica en la articulación público-privada.

El presidente de Red de “Comunidades Rurales”, Patricio Sutton expresó que “es un enorme desafío elaborar materiales educativos bilingües para escuelas y comunidades aborígenes que se encuentran en regiones con situación sanitaria y socioambiental crítica, y lo estamos logrando. El trabajo junto a docentes, directivos y agentes sanitarios se va profundizando y ya hemos comenzado a fortalecer redes locales en zonas aisladas de Misiones, Chaco, Formosa y Salta, con pobladores rurales criollos y también pertenecientes a comunidades aborígenes Mbyá-guaraníes, Wichí, Qom y Pilagá”.

Tras un arduo trabajo junto al cacique de la aldea Její, Facundo Ibarlucía, coordinador del área de investigación y gestión del conocimiento de “Red”, pudo visitar la escuela de la comunidad en donde se trabajó con la traducción de los afiches de agua e higiene junto al maestro auxiliar. La institución tiene una matrícula de 120 chicos, huerta, vivero y un galpón de depósito. 

“La escuela está en condiciones relativamente buenas, construida con materiales sólidos y cuenta con equipamiento escolar básico, pero los desafíos en cuestiones relacionadas con los servicios básicos son enormes para la mayoría de las aldeas aborígenes de la región; viviendas precarias, falta de luz, agua potable y gestión de residuos, por nombrar algunos de ellos”, señala Ibarlucía.

Según un estudio científico de Unilever, que nuclea literatura científica acerca de la contaminación cruzada dentro del hogar entre diferentes zonas de origen, se halló que existe una importante propagación de fecal bacteriana del inodoro a otras superficies del hogar. 

La higiene habitual de manos no terminan de impedir la transmisión y propagación de patógenos resistentes y el baño no es el único lugar donde se alojan la mayor cantidad de gérmenes y bacterias, ya que se diseminan en el resto del hogar permaneciendo en el aire durante períodos prolongados. Los inodoros sin tapa aumentan el riesgo de contaminación ambiental, para evitar esta diseminación, se recomienda cerrar la tapa al tirar la cadena.

Algunos números importantes

  • 946 millones de personas en el mundo defecan al aire libre.
  • 1 de cada 3 personas (2,4 mil millones) en el mundo aún no tienen un inodoro limpio y seguro.
  • 1,8 millones de personas mueren cada año en el mundo debido a enfermedades diarreicas causada por agua, saneamiento e higiene inadecuados; un 90% son niños menores de cinco años.
  • 1000 niños mueren acada día por malas condiciones sanitarias
  • La falta de sanidad afecta la salud, la igualdad de género, educación, nutrición, el medio ambiente y la economía.
  • Si la escuela no tiene inodoros, las niñas siempre abandonan cuando llegan a la pubertad.
  • El 88% de las enfermedades diarreicas son producto de un abastecimiento de agua insalubre y de un saneamiento y una higiene deficientes.
  • En Argentina, sólo 5% de los hogares de zonas rurales poseen conexión a cloacas. Uno de cada 2 hogares carecen de baño.
  • En sólo 24 horas un germen se puede multiplicar 28 mil millones de veces.
  • Sólo 24 horas, un germen se puede multiplicar unas 28 mil millones de veces.

Curiosidades acerca del inodoro

El inodoro fue votado el mejor invento médico de los últimos 200 años por los lectores de la British Medical Journal. Lo eligieron por sobre la píldora, la anestesia y la cirugía.

Su origen se remonta al año 2000 AC. en Creta, en los tiempos de la civilización Minoica. Los cretenses tuvieron inodoros, completos con cisternas alimentadas por corrientes de agua, palancas que controlaban el flujo del líquido y bajantes. También lo conocían bien los egipcios y a los romanos, que inventaron un sistema de letrinas regadas por agua corriente.

La invención del inodoro moderno se inicia en 1589 gracias a John Harrington. Como el inventor era ahijado de la reina Isabel I de Inglaterra, uno de los primeros artefactos -llamado "El Áyax"- fue instalado en el palacio de Richmond. El diseño incluía una cisterna, una reserva de agua en la taza y una manija para activar el mecanismo.

El diseño fue evolucionando hasta que el relojero inglés Alexander Cummings inventó un sistema que consistía en la creación de una tubería en forma de S. Cuando el agua pasa por el sifón, la parte inferior de la S siempre queda con algo de agua, que actúa de cierre hermético del resto de la tubería que conecta a la alcantarilla. De este modo, se evita que los gases salgan a la habitación. Este diseño fue el punto de partida para otros diseños de inodoros más eficaces, como el de Albert Giblin en 1819.

Durante el siglo XVIII, la utilización del inodoro se masificó y hoy, en pleno siglo XXI, mientras que en la India un 53% de los 330 millones de hogares carecen de una letrina y un 60% de la población hace sus necesidades al aire libre.

Ver Infografía (PDF | 2MB)

Volver arriba